Nuevo proyecto con Fundación Navarro Viola

Primera Infancia Primero (PIP) es el programa de apoyo parental de modalidad comunitaria de Fundación Navarro Viola, que trabaja con familias que tienen niños de 0 a 5 años en situación de vulnerabilidad social. Este año convocó a Sahdes para acompañar a 50 familias del barrio Peruzzotti y alrededores en el Municipio de Pilar. Trabajaremos juntos durante 6 meses, capacitándonos y compartiendo nuevas herramientas en cada uno de los hogares a través de un gruop de facilitadoras (mujeres de los mismos barrios), y en encuentros grupales.

Como continuidad de nuestro programa Módulo de Acompañamiento Materno Infantil (MAMI), sumamos esta propuesta que hace foco en la primera infancia, fundamental para el desarrollo físico, cognitivo y emocional de las personas. Con PIP queremos mejorar los vínculos intrafamiliares y potenciar el desarrollo de los niños y las niñas.

El objetivo de PIP es recuperar y fortalecer el rol protagónico de las familias en la crianza, a través de un abordaje integral y pensado específicamente para la primera infancia. ¿Que contempla el término crianza? Se define crianza como los conocimientos, actitudes y creencias que la familia asume en relación con la salud, la nutrición, la importancia de los ambientes físico y social y las oportunidades de aprendizaje de sus hijos en el hogar.

A través de PIP nos proponemos nutrir y guiar esos conocimientos, actitudes y creencias, brindándole a las familias herramientas prácticas y conceptuales sobre crianza, recuperando y revalorizando saberes propios de la cultura local, e incorporando nuevos aprendizajes. Por eso, trabajamos directamente con las familias, comprometiéndolas en participar activamente tanto durante las visitas domiciliarias como en encuentros grupales. Al seleccionar a las familias que participan del programa, priorizamos aquellas cuyos niños menores de 5 no asisten a un jardín de infantes o centro de primera infancia. Dado que PIP no reemplaza al jardín, sino que complementa y enriquece los aprendizajes adquiridos allí, participan también familias con niños escolarizados; específicamente aquellas cuyos niños presentan dificultades en su desarrollo escolar y aquellas identificadas por sus dificultades o necesidad de acompañamiento en la crianza de sus hijos.

PIP propone trabajar de forma colaborativa, promoviendo la interacción entre las familias, los educadores, los promotores/profesionales de la salud, las organizaciones comunitarias y el Estado.